Comentario sobre el libro “Dios, rey y monopolio”, de Mariano Schlez. En la Revista 2010 (08/2010).

CulturaPor Manuela Expósito
Agosto de 2010
En el 2010, mucho se ha hablado sobre el Bicentenario Argentino. Sin embargo muy pocos se han animado a analizarlo desde un punto de vista clasista. Mariano Schlez, licenciado de Historia y docente de la Universidad de Buenos Aires, nos acerca en su primer obra una Buenos Aires en donde el juego de poder estaba muy bien definido entre aquellos defensores del conflicto monopólico con España, y quienes bregaban por la apertura hacia nuevos mercados. Menester era entonces que el autor planteara una postura que en suma lo diferencia de las diversas corrientes historiográficas que han interpretado los acontecimientos que marcaron nuestro pasado como nación: la corriente liberal, la enmarcada en la “Historia Social” e incluso el revisionismo. Contando con una notable formación marxista, eligiendo para su estudio a un personaje paradigmático de la época como lo fue Diego de Agüero. Con excelentes vinculos con el sector eclesiastico y de ideología netamente conservadora, Agüero fue uno de los más acérrimos defensores del comercio con España: Su desprecio tanto por la Revolución Industrial inglesa -por su caracter capitalista- como por la Francesa -y los avances, en lo que a derechos civiles que la misma significó- este encumbrado comerciante “construyó el programa de toda una clase social”, en tanto y en cuanto es considerado por el investigador como un “intelectual orgánico” que sirvió a los intereses de los estratos dominantes del Río de la Plata. Y en torno a ello, una encarnizada lucha por el control del tráfico de cueros y el rol jugado por los contrabandistas, y la resistencia al avance de un sistema que poco a poco superaba la estructura feudal y que hallaría su reflejo. en el ámbito político, en la Revolución de Mayo y que en lo comercial implicaba la adopción del librecambio.

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *