Carta de Eduardo Sartelli sobre la discriminación ideológica a Fabián Harari en Conicet. En La Nación (08/01/2012).

Señor Director:

“En la nota sobre el Conicet publicada el 31 de diciembre pasado, Nora Bär reproduce el comunicado del Ministerio de Ciencia y Tecnología sobre el caso del doctor Fabián Harari, poniendo en duda su denuncia por discriminación ideológica, por no poseer publicaciones externas a la revista en cuyo comité editorial figura. No dice que, además del argumento del ministro, hay otros dos que fueron silenciados: se negó la existencia de su doctorado y se deploró su carácter «militante». Si eso no es discriminación ideológica, señalada por centenares de intelectuales, ¿qué es?

“Con respecto al argumento del ministerio, no es un consenso universal (véase la declaración de Atilio Borón) y hace la vista gorda con la endogamia implícita de las publicaciones (los miembros de una publican a los de otra, que le retribuyen el gesto). Por otra parte, ¿si Einstein hubiera publicado la teoría de la relatividad en una revista propia, sería menos valiosa? Se reemplazan las evaluaciones cualitativas concretas por una cuantificación abstracta prejuiciosa. Para peor, el mismo dictamen que lo excluye habla elogiosamente de la producción de Harari, de modo que todo el argumento se derrumba. Peor: el mismo Conicet tiene entre sus publicaciones científicas más reconocidas a la propia Razón y Revolución, que como toda revista científica tiene evaluadores externos.

“El caso Harari, las denuncias de intelectuales sobre la circular interna que «aconseja» a los investigadores del organismo cómo «relacionarse» con la prensa y el ajuste sobre los becarios se suman a la ley antiterrorista para crear un clima preocupante al que hay que prestar más atención.”

Eduardo Sartelli
Director CEICS
Razón y Revolución

LINK AL ARTÍCULO ORIGINAL

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *