Carta abierta a la dirección del PTS

fteizqspotsCompañeros:

Mientras se conocían los primeros resultados de la elección, el domingo 9, desde el bunker del Hotel Bauen, Del Caño llamaba al PO y a IS a “diseñar una campaña común y unitaria”, con el objetivo de que FIT se “fortalezca”. Ese fortalecimiento, se lograría, según ustedes, “multiplicando los votos”. Queda claro, entonces, de qué manera conciben al frente. En estos días, volvieron a reiterar su exigencia.

Este llamamiento reproduce la dinámica de funcionamiento y la estrategia de intervención que tuvieron en el frente y que llevó a la crisis que tenemos entre manos. Por lo tanto, lejos de presentar una perspectiva superadora, esta convocatoria conduce a liquidar la experiencia del FIT como embrión de Partido. Veamos.

Tal como la convocan, se trata de una reunión puramente organizativa y no de discusión política. Hubo campañas diferentes, por lo que la unificación supone un debate, un intercambio político. Ante esto, no ofrecen ningún criterio de intervención determinado, por lo que debe entenderse que la campaña con la que encararon las PASO se mantiene, es decir, que todo se reducirá a la apelación al “fenómeno” Del Caño. El PO propone ahora abiertamente aquello que nosotros propusimos en 2011 y que ya llevamos adelante: una campaña socialista. ¿Cómo se pronuncian ustedes? Deben responder abierta y públicamente. Sin pronunciamientos de ese tipo, no hay ninguna base para discutir, salvo que lo que pretendan sea, efectivamente, eso: no discutir e imponer la ridícula ventaja del 0,2% sobre la Lista Unidad.
Peor aún, pretenden resolver el asunto en un acuerdo de cúpulas, cuando lo que corresponde es que estas cosas se decidan en un congreso de militantes. Pretenden rosquear los puntos oscuros que señalamos arriba de espaldas a la militancia, cuando deben responder abiertamente qué quieren hacer y someterlo a la votación de la vanguardia construida en estos años. Salvo que, otra vez, intenten imponer la ridícula ventaja del 0,2%…
Se convoca solo a la dirección del PO e IS. Se ningunea así a todas las organizaciones y toda la militancia de la Lista de Unidad, que excede a esos dos partidos, que batalló por el FIT durante todos estos años y llevó adelante una gran campaña electoral e incluso la fiscalización. El FIT, muy a pesar suyo, es mucho más que tres partidos. Afortunadamente. Los compañeros del PTS tienen que pronunciarse sobre qué crecimiento del FIT quieren: si uno que multiplique los votos o uno que multiplique la militancia.
No hay un balance serio de los resultados electorales. La “novedad” de Del Caño es haber sacado el 1,7% de los votos en medio de la crisis política del partido gobernante. El FIT sacó la mitad de votos que el 2013 y retrocedió en todas las categorías legislativas con respecto a las PASO de ese año. Es decir, dos años después, en medio de una crisis galopante, el FIT saca menos votos. En ese contexto, hablar de “gran elección” es mentirle a todos los militantes y, peor aún, no prepararlos para revertir el retroceso, ya que, según ustedes, hay mucho que festejar y nada que modificar.
No hay un balance serio de por qué llegamos hasta acá. Reconocen tener menos militantes, reconocen tener menos estructura partidaria, pero se arrogaron una mayor representación en las listas. No tuvieron empacho en utilizar la intromisión de la burguesía (las PASO), ni en llamar al electorado más despolitizado en su ayuda contra el resto de sus compañeros. Tampoco tuvieron empacho en escindir su bloque y abstenerse en el parlamento ante la ofensiva kirchnerista. ¿Qué garantías ofrecen de que se puede realizar un trabajo revolucionario en común?

La realidad es que, tal como están las cosas, el FIT corre el riesgo de atomizarse de acá a octubre en campañas sectorizadas y, en ese contexto, de nada les habrá servido imponer la candidatura presidencial. Para evitarlo, reiteramos nuestro llamamiento a que se convoque un congreso de militantes que vote un balance, una campaña y una dirección política para octubre y para la intervención en la lucha de clases.

Para sacar al FIT del pantano, sumamos la propuesta de una convocatoria a un congreso que inicie un proceso de unificación, a más tardar para fin de este año. En virtud de preparar los debates, proponemos la creación de una publicación a tal efecto, en la cual las organizaciones puedan procesar debates programáticos y estratégicos a ser discutidos.

Fraternalmente

Razón y Revolución

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *