Arte y revolución

aanntttiiiiggaaa-5 La revolución dio pie a una serie de expresiones literarias que alentaron  al combate. Destinadas a una población mayormente analfabeta, los  versos permitían la memorización de consignas y de explicaciones sobre  las razones de lo que estaba sucediendo. A continuación van algunos  fragmentos de poemas de la época, algunos con el objeto de llamar a la  lucha; otros, como los versos de Bartolomé Hidalgo, mostrando los  límites de la revolución burguesa. En las dos primeras se muestra no sólo  la voluntad de independencia (contra los que niegan que los  revolucionarios de Mayo tuvieran tal pretensión) sino también la apelación a la población aborigen y a la revolución como vehículo de reparación histórica. Bartolomé Hidalgo, por su parte, expresa con violencia tanto la oposición que existe entre los bandos en pugna, como las promesas incumplidas de la burguesía llegada al poder.

Canción Patriótica1

Si ayer oprimido de América el suelo,
Era de sus hijos
Duro cautiverio
Hoy á todos llama
Con reclamos tiernos,
Para hacerles ver
Que libres nacieron

Guerras intestinas
Destruyen los reinos
Pero con la unión
Se forman imperios
Unión compatriotas,
Que así triunfaremos,
Sellando en los fastos
Futuros recuerdos

Si hubo un Wassinton
En el norte suelo,
Muchos wassintones
En el sud tenemos;
Si allí han prosperado
Artes y comercios
Valor compatriotas
Sigamos su ejemplo
Canción Nacional Guaraní2

“Qué os detiene patriotas indianos?
Guerra eterna al inicuo opresor
O morid para no ser esclavos
O venced y salvad la nación
[…] Hace tres siglos que pisó la arena
Del indiano el hispano feroz
Pretextando su hipócrita celo
Por la gloria y el culto de Dios
Pero ingrato a la dulce acogida
Que el indio recibió de Colón
Le aprisiona con negra perfidia
Y la muerte le da con traición”
[…] ¿No escucháis en la cárcel inmunda
a los indios gemir? ¡Oh, gran Dios!
¿No miráis que su sangre inocente
en cadalsos infames virtió?
¿Y aún queréis que se queden impunes
los excesos del cruel español,
que a cualquiera quitarle la vida
en sus bárbaras leyes mandó?
Los cielitos de Bartolomé Hidalgo

Cielito3

“Allá va cielo y más cielo,
cielito de la cadena,
para disfrutar placeres
es preciso sentir penas

Pero ¡bien ayga los indios!
ni por el diablo aflojaron
mueran todos los gallegos,
viva la Patria, gritaron
[…] Cielito, cielo que sí,
la sangre amigo corría
a juntarse con el agua
que del arroyo salía
El gaucho de la guardia del monte 4 

El otro día un amigo
hombre de letras, por cierto
del rey Fernando a nosotros
me leyó un gran Manifiesto
[…] Cielito, cielo que sí
guarde amigo el papelón,
y por nuestra independencia
ponga una iluminación
[…] Eso que los reyes son
Imagen del Ser Divino
es (con perdón de la gente)
el más grande desatino
[…] Lo que el rey siente es la falta
de minas de plata y oro,
para pasar este trago
cante conmigo este coro
[..] Cielo, los Reyes de España
¡La p…que eran traviesos!
Nos cristianaban al grito
y nos robaban los pesos

Y luego nos enseñaban
a rezar con grande esmero
por la interesante vida
de cualquiera tigre overo.
Diálogo patriótico interesante 5

Contreras

Pues yo siempre oí decir
que ante la ley era yo
igual a todos los hombres

Chano

Mesmamente, así pasó,
y en papeletas de molde
por todo se publicó.
Pero hay sus dificultades
en cuanto a la ejecución.

Roba un gaucho unas espuelas
o quitó algún mancarrón,
o del peso de unos medios
a algún paisano alivió;
lo prienden, me lo enchalecan,
y en cuanto se descuidó
le limpiaron la caracha,
y de malo y saltiador
me lo tratan, y a un presidio
lo mandan con calzador;

Aquí la lay cumplió, es cierto,
y de esto me alegro yo;
quien tal hizo que tal pague.
Vamos pues a un señorón;

Tiene una causalidá…
Ya se ve…se remedió…
Un descuido que a un cualquiera
le sucede, sí señor

Al principio, mucha bulla,
embargo, causa, prisión,
van y vienen, van y vienen,
secretos, admiración,

¿Qué declara? Que es mentira,
que él es un hombre de honor,
¿Y la mosca? No se sabe,
el Estao la perdió

El preso sale a la calle
y se acaba la junción
¿Y a esto se llama igualdá?

La perra que me parió…!

NOTAS

1 La Gaceta de Buenos Aires, 25 de octubre de 1810
2 El Censor, 24 de octubre de 1816
Versos compuestos luego de la acción de Maipú, en Hidalgo, Bartolomé: Cielitos y diálogos patrióticos, Ceal, Buenos Aires, 1967, p. 23
Escrito en 1820, en Hidalgo, op. cit., pp. 27-32
Escrito en 1819, en Hidalgo, op. cit., pp. 49-50

Te podría interesar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *