Ante las elecciones de Graduados en Historia (UBA) – Por un frente contra el ajuste

ubaPor un frente contra el ajuste

El macrismo está decidido a profundizar el ajuste kirchnerista en la universidad. En la Junta Departamental de Historia, el claustro de Profesores y la mayoría de graduados responde a un espacio que oscila entre el kirchnerismo y el PRO. El objetivo es adaptarse al ajuste nacional y terminar con cualquier conquista que se haya logrado en medio del ascenso que dio el 2001. Entre ellas, obviamente, las cátedras paralelas. Esto implica la expulsión de los planteles docentes y la regimentación ideológica de la carrera. Así como el kirchnerismo vota el presupuesto de Macri y lleva adelante el ajuste allí donde gobierna, en la Carrera de Historia opera como el canal de transmisión de las peticiones de una gestión cómplice con el Gobierno. Son aliados porque representan lo mismo. Cuando hablamos de este kirchnerismo universitario resulta esquizofrénico, dado que aplica el ajuste en la facultad, mientras denuncia el ajuste en la Universidad y en el complejo científico nacional.

Por eso, en el claustro de Profesores, nadie va a sacar los pies del plato: todos van con la lista de quienes tienen a cargo el gobierno de la carrera, los que vienen a “normalizar” el departamento, que ya sabemos en qué consiste. Esto vale incluso para gente que se dice “marxista” o de “izquierda”. En Graduados, los ajustadores se preparan para consolidarse en el poder y avalar con un nuevo triunfo electoral su ataque a las conquistas del 2001. Ante eso, quienes combatimos el ajuste, defendemos a las cátedras paralelas, la estabilidad docente, la regularización inmediata (de manera excepcional)  de todos los que tienen la antigüedad necesaria (según el CCT) en el camino hacia la configuración de una carrera docente que garantice el extraordinario nivel de formación académica, la vinculación de la docencia con la investigación y la lucha por la ampliación presupuestaria necesaria para la continuidad de la producción de conocimiento de alto impacto que ha caracterizado a la UBA, tenemos una gran oportunidad en el claustro de Graduados: ganar.

Para lograrlo, proponemos presentar una lista única con una clara delimitación del macrismo y del kirchnerismo, la defensa irrestricta de las cátedras paralelas y de la estabilidad docente. Todos los que estamos de acuerdo en estos puntos, los que no tenemos compromiso alguno con la administración Cambiemos o la gestión K, tenemos que confluir. Presentar una lista al margen es, claramente, una forma de favorecer al grupo del ajuste. Llamamos a todas las organizaciones de izquierda que no tengan acuerdos con la gestión, y a todas las que comparten estos puntos, a sumarse al frente.

Razón y Revolución e Historia en Acción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *